Al Pueblo Trabajador del Sector Público, a la Clase Trabajadora de Chile.

DECLARACIÓN PÚBLICA

Este año 2016 es el año de la clase trabajadora y su despertar de lucha. El 4 de noviembre contra las AFP dimos nuestra primera asonada, golpeando a los poderosos donde más les duele: condenamos en todo el país su robo histórico, exigimos su eliminación y salimos a luchar para dar el primer batatazo.

Hoy el sector público y el pueblo trabajador de la salud, han dado nuevas lecciones al conjunto del movimiento popular: quienes dicen que están con nosotros/as no lo están, y quienes quieren vestirse con nuestro ropajes, muestran rápidamente su incomodidad, hipócrita y traidora sonrisa.

El reajuste que jamás iban a concedernos, es un síntoma de la ofensiva del Capital sobre la clase trabajadora, la cual busca que en nuestras espaldas carguemos la crisis económica profunda, para que los poderosos vivan con sus enormes tasas de ganancia, mientras miles de cientos de trabajadores y trabajadoras de todo Chile, y millones en el mundo, deban ingeniárselas para vivir y sobrevivir día a día. Esta verdad, el gobierno y sus lacayos, protegen devotamente.

Paralelamente, la intentona de reposicionamiento y relegitimación de los dirigentes de la burocracia y cúpula sindical de la CUT y ANEF de la Nueva mayoría, ha fracasado. La profunda crisis de legitimidad que también les atraviesa ha llegado al corazón del pueblo. No hay pirotecnia ni maniobra que pueda engañar al pueblo infinitamente: su superficial movimiento de piezas siempre nos ha llevado a salidas directas al despeñadero. Hoy su tablero de ajedrez salta a la vista de sus caras cínicamente sorprendidas.

El gobierno, representante oficial de los poderosos, y estos últimos también, mostrando su verdadera cara, dan como salida al conflicto la represión, la criminalización y el garrote, evidenciando con toda claridad que no transarán NADA con tal de mantener sus intereses intactos, como lo hacen, y lo seguirán haciendo, contra el pueblo mapuche.

Por lo tanto, es hora que la clase trabajadora profundice sus métodos de lucha y organización: La protesta nacional y la movilización combinadas, muestran un camino a robustecer y defender. Debemos organizar nuestra indignación, para luchar hasta que la dignidad se haga costumbre. No permitamos más cantos de sirena, que son simplemente esperanzas para el hoy, excusas para mañana.

El llamado es claro: debemos organizarnos para luchar por más. Fortalecer la línea sindical y la corriente revolucionaria de trabajadores y trabajadoras que esta naciendo; disputar las direcciones y espacios de representación gremial, sindical y territorial, para que las posiciones honestas, clasistas y revolucionarias asuman la tarea de avanzar junto al pueblo, profundizar la lucha, y conquistar nuestras profundas reivindicaciones.

Debemos cansarnos de las luchas simbólicas, testimoniales, tibias y pusilánimes que las dirigencias anquilosadas han promovido todos estos años. Organicémonos para ganar, es decir, avanzar de la lucha reivindicativa, a la lucha política, que no es otra cosa que botar a estos infames del poder que nos roba y reprime, para que nuestras bases, familias y compañeros/as conquisten victorias reales, profundas y dignas.

¡No podemos renunciar!. ¡Ha mantener el ímpetu! Que este momento nos sirva para profundizar nuestra conciencia, fortalecer nuestra determinación, aumentar nuestra disciplina y organización, y sacar el lastre que nos lleva a luchar, para luego correr y esconderse.

Los poderosos y sus gobiernos, hasta el sol de hoy, han demostrado que para el pueblo trabajador NO hay ni siquiera migajas; no existe alternativa para ellos, ¡que seguir como estamos!; que no habrá comprensión, sólo miseria y profunda opresión. Que esta realidad nos llene de indignación, para convertirla en lucha ininterrumpida, organizada, honesta y demoledora contra los poderosos, contra los traidores, y por un futuro próximo de verdad, razón y victorias históricas para nuestros pueblos.

¡A profundizar la crisis de los poderosos!

¡Convertir la crisis de legitimidad de los corruptos y coludidos, en CRISIS DE INGOBERNABILIDAD!

¡LA ÚNICA SOLUCIÓN, ES LA REVOLUCIÓN!

Organización Revolucionaria Trabajadores al Poder [TP]

Frente de Trabajadoras y Trabajadores por el Socialismo [FTS]

Juventud Revolucionaria por el Poder Popular [JRP3]

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *